Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /usr/home/mariagonzalezveracruz.com/web/wp-content/plugins/rs_home/includes/cron.php on line 9
María González Veracruz

Hola, ¡bienvenid@ a mi espacio en red!

María González Veracruz

Secretaria de Ciencia, Participación y Política en Red del PSOE y Diputada Nacional por la Región de Murcia.

En mi blog personal y perfiles en las redes sociales puedes seguir mi actividad y compartir ideas, propuestas y reflexiones.

En Youtube:

González Veracruz: Cumplan la Ley de la Ciencia. Es la legislatura del retroceso. Vídeo. María González Veracruz presentó la Proposición No de Ley del Grupo Parlamentario Socialista relativa al desarrollo de la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. María...

En el blog: Marcha atrás

Artículo publicado en La Verdad. Con los ojos abiertos.

Esta semana hemos vivido el triunfo de los derechos y libertades frente al retroceso que quería imponer la derecha. Gracias a la movilización social, de muchísimos ciudadanos y ciudadanas, de organizaciones y colectivos el gobierno da marcha atrás en la reforma de la ley de aborto.

Untitled        

Rajoy impulsó la reforma de la ley del aborto sin importarle los resultados de la ley de 2010 y que el número de abortos hubiera caído en los últimos años. No parecía importarles el rechazo general que cosechaba su propuesta. Rajoy y el gobierno en pleno encargó a Gallardón la misión de definir y tramitar la ley.

Ahora Rajoy anuncia su retirada, argumentando la falta de consenso. Pero no nos engañan, es bastante claro que no lo hacen por eso, tampoco porque, de repente, escuchen el clamor en contra. La retiran por cálculo electoral, por el miedo a un trámite legislativo en el Congreso y el Senado al final de la legislatura y con elecciones municipales y autonómicas por medio.

La decisión anunciada por Rajoy provocó pocas horas después la dimisión del ministro de Justicia. Aunque formalmente es una dimisión, en realidad se trata de un cese – “cese en diferido” que diría Cospedal–, pues a Gallardón no le quedaba otra salida.

Pero el proyecto de reforma no era una apuesta solo de Gallardón, era un proyecto del gobierno, visto y aprobado por el Consejo de Ministros, un anteproyecto que recibió el voto y el aplauso de los diputados del Partido Popular cuando se sometió a votación una iniciativa que pedía su retirada, una ley defendida y arropada a lo ancho y largo de España por cargos populares. Gallardón solo es el sacrificio necesario para escenificar una rectificación interesada. No cambia ni olvidaremos lo que han intentado, lo que realmente defienden, que es el retroceso en materia de derechos y libertades al que querían someter a las mujeres españolas.

La excusa de la falta de consenso que argumentan no ha sido impedimento para aprobar otras leyes y medidas con implicaciones sociales muy graves, como la reforma laboral, o las de sanidad y educación.

En el ámbito educativo, donde es de vital importancia el consenso social y político, solo han aplicado rodillo parlamentario para aprobar sus tesis sin diálogo; con toda la oposición en contra. Al gobierno le ha dado igual las mareas verdes o las huelgas educativas, Wert ha seguido su camino sin pararse por nada ni nadie, un camino para acabar con un modelo donde primaba un objetivo: la igualdad de oportunidades independiente de la situación económica familiar.

España alcanzó antes de la llegada del PP al gobierno, en 2011, un nivel de inversión en educación superior al 5% del PIB, una cifra en la media de la UE, por primera vez en nuestra historia. Un esfuerzo de país, una apuesta de futuro, así lo creíamos y lo creemos los socialistas. No era suficiente, pero sí un avance notable si tenemos en cuenta que entre 2004 y 2009 aumentamos el doble de la media europea.

Pero llegaron Rajoy y Wert, y con ellos sus leyes y recortes ideológicos. El resultado es que la inversión en educación ha disminuido sin parar, encontrándonos ya en el 4,43%, lo que suponen más de 6000 millones de euros menos que en 2001. Y, lo peor, es que han comprometido con la Comisión Europea rebajarla hasta un 3,9% del PIB.

Y esto se ve día a día, especialmente en nuestra Comunidad Autónoma, la Región de Murcia, donde tenemos un Gobierno cómplice con estas políticas. Los padres ven como el número de alumnos crece mientras el número de profesores baja, aumentando las ratios, un elemento clave en la calidad de cualquier sistema educativo. La reforma del sistema de becas, la desaparición de los programas de apoyo y la falta de ayudas están mermando las oportunidades y la calidad del sistema.

El camino es debilitar la educación pública y acabar progresivamente con los elementos que garantizaban caminar hacia la igualdad de oportunidades independientemente de la familia en la que se nazca.

Si la falta de consenso social y político ha parado la reforma de Gallardón y provocado su dimisión, solo hay que repasar los resultados de las políticas de Wert y tener en cuenta que el rechazo social y político ha seguido la misma senda para concluir que no queda otra que pedir al ministro de Educación que siga los pasos de Gallardón, de marcha atrás y deje en paz a la educación pública.