Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /usr/home/mariagonzalezveracruz.com/web/wp-content/plugins/rs_home/includes/cron.php on line 9
María González Veracruz

Hola, ¡bienvenid@ a mi espacio en red!

María González Veracruz

Secretaria de Ciencia, Participación y Política en Red del PSOE y Diputada Nacional por la Región de Murcia.

En mi blog personal y perfiles en las redes sociales puedes seguir mi actividad y compartir ideas, propuestas y reflexiones.

En Youtube:

En el blog: Esperanza

Mi artículo de opinión en El Siglo.   2014 es un año importante para Europa, para España y también para el PSOE. Ante un gobierno que solo ofrece sufrimiento y que cada vez se fragmenta más en su interno este ha de ser un año para la esperanza y hemos de ser capaces de trasmitirla a la ciudadanía.

El año comienza con una importante victoria para los que creemos y defendemos lo público. El triunfo social de la batalla emprendida contra la privatización de la sanidad en Madrid es un importante halo de esperanza que demuestra la fuerza del compromiso y de la movilización ciudadana. No debemos ni podemos resignarnos ante los atropellos de la derecha. Ante aquellos que pretenden desdibujar las líneas ideológicas, esto demuestra, una vez más, que no somos lo mismo. Unos pretenden privatizar la sanidad pública que otros pusimos en marcha. El sistema público de salud no nace por generación espontánea, surgió de políticas impulsadas por gobiernos socialistas que obtuvieron el apoyo social y electoral para poder hacerlo. Seguiremos haciéndolo, la sanidad tiene que volver a ser un derecho fundamental, un servicio público, y no un campo para la especulación, por eso proponemos incluirlo en la reforma de la constitución.

Es rotundamente falso que la supuesta recuperación económica se obtenga a costa de la desigualdad que impone el gobierno de Rajoy con sus políticas. La crisis como coartada de la derecha para terminar haciendo negocio con asuntos que son de interés general, desde la sanidad hasta las pensiones, al tiempo que impone la ideología más radical para terminar con los derechos de la ciudadanía nada tiene que ver con la reactivación económica.

La retrógrada ley que acaba con el derecho a decidir de las mujeres libremente sobre nuestro cuerpo tiene que ser la próxima victoria social en pro de la dignidad de las mujeres de nuestro país. Que a nivel europeo ninguna voz desde la derecha apoye al gobierno de Rajoy, ni la líder del ultraderechista Frente Nacional francés, Marine Le Pen, indica lo absolutamente radical que es el planteamiento del gobierno. Parar esta barbarie pasa por España, por la movilización de hombres y mujeres por nuestra libertad, pero también por Europa, para que vuelva a representar lo que fue el “sueño europeo”.

En mayo tendremos elecciones al parlamento europeo. A diferencia de ocasiones anteriores: el parlamento tendrá más poder, el presidente de la Comisión Europea –el primer ministro de la unión- será elegido por los eurodiputados y no por los jefes de gobierno. Por tanto dependerá directamente del resultado electoral, un paso relevante para una Europa más democrática. Un cambio que seguro condicionará el futuro de la Unión.

En las últimas décadas la derecha ha sido mayoritaria y por tanto la gobernante en Europa. Han sido los responsables de las políticas de recortes impuestas a los países, del radical control del déficit que ha causado sufrimiento a millones de personas en España y en otros muchos países de nuestro continente. La ciudadanía ahora tiene en su mano, más que antes, la posibilidad de cambiar mayorías para cambiar políticas.

El Partido Socialista Europeo es la única familia política a nivel europeo con posibilidades de enfrentarse con éxito a la derecha. La que puede encabezar una mayoría que cambie el rumbo de Europa. 28 partidos socialistas y socialdemócratas de toda la Unión acudirán a las elecciones de mayo con un mismo programa electoral y con un candidato común a la Presidencia de la Comisión Europea.

La socialdemocracia europea tiene un reto, el demostrar que hay una alternativa que garantiza  el modelo de derechos y libertades europeo, la defensa de la igualdad y el Estado de Bienestar. Es evidente que el conflicto ideológico existe y que somos la alternativa factible y real.

Tenemos por delante un año de cambios, de retos y de esperanza que terminará con otra cita importante para los progresistas españoles. El PSOE celebrará elecciones primarias para elegir a la persona que será candidata a la presidencia del gobierno los próximos comicios generales. Una decisión transcendental, pues hablamos de la persona que, con mucha probabilidad, encabezará el próximo ejecutivo. Cambios democráticos para conseguir que una mayoría vuelva a mirar al futuro con esperanza.